Salud y gastronomía

Los beneficios para la salud de aceite de oliva virgen extra son ya algo indiscutible. Se ha convertido en el eje de la dieta mediterránea, vertebrando la fórmula perfecta de lo que es comer sano por su elementos antioxidantes, sus beneficios en el plano cardiovascular e incluso la certeza de que ayuda a prevenir ciertos tipos de enfermedades. Del mismo modo, ya nadie niega el lugar privilegiado en el plano culinario, como uno de los ingredientes más interesantes por su amplio espectro organoléptico. Se ha convertido en imprescindible en vinagretas o escabeches; sorprendente en las emulsiones; sublime en la fritura; y reclama un lugar protagonista en postres y repostería.